domingo, 28 de noviembre de 2010

Embarazo en la adolescencia

Mientras que, en general la tasa de natalidad (menos nacimientos por mujer) declina en diversas sociedades, parece haber un grupo en el cual está aumentado: el de las jóvenes, entre los 13 y los 19 años solteras. Por ejemplo, durante la última década se incrementaron los nacimientos en Estados Unidos, fuera del matrimonio, en 75% entre adolescentes más jóvenes y en 33% entre las de 18 a 19 años. Una de cada diez chicas está embarazada hacia los 17 años; una de cada cuatro, hacia los 19, y ocho de cada diez no están casadas en el momento de la concepción. La proporción de jóvenes blancas que conciben hijos se ha incrementado en los años recientes como resultado directo del aumento de la actividad sexual. Aproximadamente una de cada cuatro jóvenes sexualmente activas ha estado embarazada por lo menos una vez hacia los 17 años y una de cada tres hacia los 19. Aunque uno de cada tres embarazos termina en aborto, esto todavía permite que haya un número sorprendentemente alto de bebés nacidos de jóvenes solteras. En 1977, por ejemplo, nacieron cerca de 600 000 niños de madres menores de 20 años.

Aunque en Estados Unidos un tercio de los abortos se practica a adolescentes, más de la mitad de jóvenes embarazadas continúa con su embarazo hasta que nace el bebé. Las madres adolescentes dan a luz a una quinta parte de los niños estadounidenses, y la mitad de todos los nacimientos ilegítimos.

La Consecuencia De La Maternidad Adolescente

Nueve de cada diez jóvenes embarazadas de los niveles socio-económicos más bajos, conservan sus bebés. Algunas veces los crían ellas mismas, bien sea que se casen o no con el padre de la criatura o se los dan a sus madres. Las jóvenes de clase media o alta, por lo general, tienen un aborto, entregan al bebé en adopción o contraen matrimonio. De la mitad a tres cuartas partes de los matrimonios adolescentes se hacen “con escopeta” y cerca de la mitad termina en divorcio. Los matrimonios entre jóvenes tienen de dos a cuatro veces más probabilidades de disolverse que los efectuados entre personas mayores.

Las consecuencias de este incremento de la maternidad adolescente son enormes para las jóvenes madres, para sus bebés y para la sociedad en general. Incluso las mismas mas jóvenes están más propensas a tener diversas complicaciones durante el embarazo, incluyendo anemia, trabajo de parto prolongado y toxemia. Las madres jóvenes tienen el doble de probabilidades de dar a luz a bebés de bajo peso y bebés prematuros, así como de dos a tres veces más probabilidades de tener bebés que mueren durante el primer año y 2.4 veces más probabilidades de tener hijos con defectos neurológicos. Investigaciones recientes parecen indicar que una razón fundamental para los problemas de salud de las madres adolescentes y de sus niños es social y no médica. En dos estudios a gran escala hechos en hospitales universitarios, uno estadounidense y uno danés, los embarazos de adolescentes fueron mejores que los de cualquier otro grupo de edad, lo que llega a sus autores a la conclusión de que “si las adolescentes embarazadas pueden tener desde el comienzo y en forma regular atención médica de alta calidad, lo más probable es que los embarazos y los partos en este grupo de edad no impliquen riesgo médico alguno mayor al de aquellas mujeres que están en el tercer decenio de su vida.

Aún con el mejor de los cuidados y el mejor de los resultados físicos, sin embargo, la suerte de los padres adolescentes y sus hijos con frecuencia no es la más feliz. El estudio danés antes citado comprobó que las madres adolescentes en el grupo estudiado tenían más problemas para criar a sus hijos, y que hacia el año de edad, sus niños mostraban deterioro, en tanto que los bebés de madres mayores estaban mejorando.

¿Por qué quedan embarazadas las adolescentes?

En una época en que se ha mejorado el control natal, ¿por qué muchas chicas quedan embarazadas? Pocas jóvenes sexualmente activas expresan abiertamente el deseo de tener un hijo fuera del matrimonio pero algunos teóricos creen que muchas jóvenes quedan embarazadas para satisfacer necesidades psicológicas subyacentes. Una de ellas, por ejemplo, pretende expresar a través de su comportamiento fantasías edípicas en las cuales ella sustituye a su padre con su novio; trata de probar su madurez ante sus progenitores; trata de colocarse en una posición igual a la de su madre; considera al bebé como la persona que puede darle amor incondicional que le falta en su vida; tiene el bebé para superar la envidia del pene o muestra algún otro problema de personalidad. Muchos otros observadores consideran que las adolescentes embarazadas no difieren psicológicamente de las jóvenes no embarazadas y sexualmente activas.

Hallazgos recientes revelan que las jóvenes están en riesgo de embarazo particularmente durante los pocos meses iniciales en que comienzan a tener relaciones sexuales, dándose la mitad de los primeros embarazos pre-maritales adolescentes en los seis meses iniciales y uno de cada cinco durante el primer mes después de comenzar a tener relaciones sexuales. Aunque la actividad sexual comienza cada vez más en edades tempranas, las personas jóvenes rara vez buscan ayuda anticonceptiva hasta que han sido sexualmente activas durante un año o más. Cuanto más joven es la chica comienza a tener actividad sexual, más se demora en buscar ayuda en la anticoncepción.

El embarazo entre las jóvenes generalmente es el resultado de no usar anticonceptivos. En un estudio se les preguntó a aproximadamente 1000 jóvenes sexualmente activas acerca de sus prácticas anticonceptivas y cuatro de cada cinco afirmaron que tenían relaciones sexuales sin usar medio alguno de control natal. Entre éstas, siete de cada diez dijeron que no usaban anticonceptivos porque pensaban que no quedarían embarazadas. Algunas ignoraban lo relacionado con la reproducción, pensando que no concebirían porque eran demasiado jóvenes; porque su actividad sexual no era frecuente o porque estaban en el ciclo del mes en que esto no podía pasar.

La segunda razón más importante para no usar anticonceptivos, de acuerdo con el estudio antes mencionado, es la no disponibilidad de los mismos para las adolescentes. Aproximadamente tres de cada diez chicas dijeron que no sabían donde conseguirlos, pensaban que eran muy costosos, no tenían uno disponible en el momento de la relación o no sabían de ellos.

Algunas jóvenes ignoraban cuáles serían los métodos más efectivos, tales como el diafragma o el dispositivo intrauterino; algunas temían que sus padres se los encontraran. Unas cuantas se resistían a alterar la espontaneidad del acto sexual, presentándose demasiado bien preparadas antes de tiempo. Otras consideraban que la anticoncepción es demasiado problemática u olvidaban tomar las precauciones adecuadas. Otras más consideraban que eso era responsabilidad de sus compañeros. Como en Estados Unidos, donde el aborto está ilegalizado y es fácil de provocar, algunas consideraban que podrían recurrir a éste después.

La frase “no soy esa clase de chica” resume una razón fundamental por la cual muchas jóvenes no emplean el control natal. Estas otras chicas consideraban que la relación sexual era algo malo y que no deberían tenerla. En tal caso se negaban a sí mismas el hecho de ser sexualmente activas o se mantenían haciendo propósitos relacionados con que “esta noche va a ser diferente”. Evitaban aparecer, aun ante ellas mismas como planeado “llegar hasta el final”. Salvaban su auto-dignidad considerando que habían sido arrastradas por el amor, sin poder hacer nada por sí mismas. La sexualidad no premeditada es aceptable, mientras que si se planea cuidadosamente es algo que sólo hacen las chicas “malas”.

En años recientes se ha experimentado un notable incremento en la calidad y la consistencia de la anticoncepción adolescente. Se encontró que el porcentaje de adolescentes sexualmente activas que empleaban los métodos más efectivos de control natal, la píldora y el dispositivo intrauterino, se duplicó realmente entre 1971 y 1976, posiblemente debido a que las jóvenes habían tenido a su alcance los servicios de consultoría de planificación familiar. A pesar de este incremento, el conocimiento de las jóvenes de los riesgos de embarazo aún seguía siendo precario; raramente usaban métodos de control natal cuando comenzaban a tener relaciones sexuales y muchas esperaban hasta después del embarazo no planificado.

Puesto que para las chicas el método más común de control natal es hoy la píldora, automáticamente muchos jóvenes suponen que sus compañeras han tomado precauciones. Más del 60% de los muchachos que habían tenido relaciones sexuales durante el mes anterior nunca usaron un preservativo, aunque era el anticonceptivo masculino más común. Algunos jóvenes temían que si discutían la posibilidad de embarazo, sus compañeras cambiarían de opinión respecto al hecho de desear la relación sexual.

Los padres no casados no parecen tener grandes motivaciones psicológicas para engendrar hijos. Comparados con otros jóvenes, los padres adolescentes son muy similares en personalidad y funcionamiento intelectual.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Consumo de alcohol en el adolescente

Muchas de las mismas personas que están bastante preocupadas por el uso ilegal de la marihuana tendrían poco que decir cuando se les recuerda que el alcohol es también ilegal para la mayor parte de quienes estudian secundaria y universidad y que además es un problema bastante más grave. El alcohol es actualmente la droga de la cual más se abusa en muchos países. Ciertamente es la que se emplea con mayor frecuencia. Hay miles de bebedores en cada país; por ejemplo, en Estados Unidos la cifra actual se acerca a 80 millones, muchos de los cuales son personas jóvenes.

Más de un millón de jóvenes bebe diariamente o durante los fines de semana. Los muchachos beben con más frecuencia y más excesivamente que las jóvenes; la cerveza es la bebida favorita de los jóvenes en esta edad, seguida por el vino, y luego por bebidas fuertes; por otra parte los hijos tienden a seguir las pautas de bebida de sus padres. El abstemio tiende a provenir de un hogar abstemio; el bebedor moderado, de un hogar en el cual los padres beben moderadamente y el bebedor en exceso, de un hogar en el cual la pauta ha sido beber excesivamente.

La mayoría de los jóvenes bebe en forma moderada y poco frecuente, y no tiene problemas con el alcohol, pero algunos jóvenes, así como unos cuantos adultos, no pueden manejar esta potente droga psicoactiva.

El típico bebedor joven problema es un muchacho de 15 años o más que excepcionalmente va a la iglesia, tiene pobre rendimiento escolar y proviene de una familia con padres bebedores. Un hecho interesante es que probablemente ha tenido su primer ensayo con alcohol hacia los 12 años, más tarde que bebedores más jóvenes, quienes beben en forma más moderada.

La mayor parte de los jóvenes comienza a beber debido a que lo considera algo propio de personas adultas y continúa así por las mismas razones que lo hacen los adultos: para poner una nota de calor agradable en situaciones sociales, para reducir la ansiedad y para escapar de los problemas. La adicción alcohólica de los adolescentes se relaciona estrechamente con el comportamiento delincuente, ya que por el mismo hecho de beber muchos jóvenes se comprometen en comportamientos antisociales. La bebida no es el problema que causa la delincuencia, pero tanto una como otra situación se originan en las mismas necesidades.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Adolescencia y personalidad

Debido a que la apariencia durante la adolescencia influye tanto en el concepto que se tenga de uno mismo, no es raro que el momento el cuerpo va a tener proporciones y características más adultas y, que, por lo tanto, el momento de la maduración tenga efectos psicológicos importantes durante la adolescencia. Este momento de maduración parece afectar más a los niños que a las niñas.

El muchacho de escuela secundaria que no ha tenido todavía la aceleración de crecimiento de la adolescencia, cuya voz es alta e infantil, cuyas mejillas son lisas y sin vello, y quien junto a sus compañeros de clase que han tenido una madurez muy temprana, se ve como una niña pequeña, no puede competir con ellos ni atlética ni socialmente. El muchacho que madura temprano es considerado y tratado como un hombre, es más popular entre su grupo y tiene más probabilidad de ser un líder en la escuela. Además, en promedio, tiene una puntuación ligeramente superior en la mayoría de las pruebas sobre capacidad intelectual, que el que madura más tarde teniendo la misma edad, un margen que parece mantenerse hasta la edad adulta. Mussen y Jones observaron que los muchachos que maduran después que sus compañeros tienen una mayor tendencia a sentirse inadecuados, rechazados y dominados; a ser dependientes, a rebelarse más contra sus padres y, en términos generales, a tener un concepto menos bueno de sí mismos. Por otra parte, los que maduraron temprano mostraron confianza en sí mismos. Por otra parte, los que maduraron temprano mostraron confianza en sí mismo, independencia y la capacidad de desarrollar una actitud adulta en las relaciones con otras personas. Estos autores también encontraron que los niños de maduración tardía hacen más esfuerzos para ser socialmente, pero sus intentos en este sentido son infantiles y afectados. Presentan comportamientos más agresivos probablemente debido a su inseguridad fundamental.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Adolescencia: apariencia física

Los niños tienen una mayor tendencia a molestar a los toros niños acerca de su apariencia física, cosa que con frecuencia tienen efectos duraderos.

La mayoría de los adolescentes jóvenes de ambos sexos se preocupan más de su apariencia física que de cualquier otro aspecto personal; y aproximadamente una tercera parte del total de los niños y un 50 por ciento de las niñas que participaron en un estudio longitudinal expresaron en uno u otro momento su preocupación por lo menos por un aspecto de su crecimiento.

¿Qué es lo que más preocupa a los adolescentes en relación con su apariencia? Todo; aunque hay cosas que los preocupan más que otras. Los niños quieren ser como el ideal masculino de nuestra sociedad, un hombre alto, de hombros anchos; las niñas quieren ser delgadas, pero con busto. Cualquier cosa que haga pensar q un niño que su apariencia es femenina o viceversa en el caso de las niñas hará que en ambos casos, uno y otra se sientan infelices. Ambos sexos quieren verse como toda la demás gente que conocen, y se sienten incómodos si maduran muy temprano o muy tarde en comparación con sus amigos. Por otra parte, los dos secos tienen ideas poco realistas sobre la apariencia: “Las niñas adolescentes sueñan con verse como modelos; los niños quieren tener la figura de un jugador de fútbol.

Debido a que nuestra sociedad hace más énfasis en la buena apariencia de las niñas, las mujeres tienden definirse a si mismas en términos de su aspecto personal. Como resultado, las niñas adolescentes se preocupan mucho mas que los niños. En especial, las molesta el ser muy altas o muy gordas. También se preocupan por ser muy planas o tener pechos demasiado grandes, tener el cabello muy lacio o crespo. Los niños detestan ser de corta estatura, en parte porque nuestra sociedad exige que el niño deba ser más alto que la niña con que baile y, en parte, debido al alto prestigio de los deportes de los adolescentes que requieren jóvenes altos; además, el fútbol requiere jugadores y gruesos. De manera que mientras que se deplora la gordura, se rinde culto a la corpulencia muscular.

Los conceptos que los adolescentes tengan de ellos mismos dependen, en gran medida de qué tan atractivos se consideran los jóvenes. Las personas que se consideran atractivas durante la adolescencia tienen una autoestima más alta y son más felices cuando tiene cuarenta años o más que entre cualquier otro de los grupos. Esto era especialmente cierto en la clasificación presentada por los profesores de educación física.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Cambios fisiológicos en la adolescencia

La menarquia es el signo más dramático y más comúnmente aceptado como indicativo de la pubertad en las niñas, como lo analizaremos más adelante en detalle. Sin embargo , hay muchos otros signos que indican, tanto en los niños como en las niñas, que se está iniciando una nueva fase del crecimiento.

El momento de la maduración

El hecho de que un joven madure tarde o temprano tiene consecuencias sociales y psicológicas.

La pubertad es el momento en que maduran los órganos reproductores; es el momento de la vida en que tiene lugar la mayor diferenciación sexual desde la primera edad prenatal. En este momento una persona está sexualmente madura y es capaz de reproducirse.

La pubescencia, el período durante el cual un individuo entra a la pubertad, se caracteriza por el crecimiento repentino del adolescente, un aumentó impetuoso en estatura. Para las mujeres, la menarquia, el comienzo de la menstruación, significa la iniciación de la maduración sexual. La presencia de esperma en la orina del hombre puede significar maduración sexual en los niños. Para ambos sexos, la aparición del vello púbico pigmentado es una señal de maduración sexual.

Los hombres se vuelven fértiles al iniciarse el desarrollo de la pubertad, mientras que las mujeres tienen un período de esterilidad después de la primera menstruación. El período de tiempo entre la menarquia y el primer ciclo ovulatorio varía de tres meses a un año, aunque es difícil calcular el porcentaje de mujeres que se vuelven fértiles cada mes durante este período de tiempo.

No sabemos porqué la maduración comienza cuando lo hace ni podemos explicar tampoco cuál es el mecanismo exacto que la desencadena. Sólo sabemos que a cierta edad, determinada por factores biológicos, una edad aparentemente elegida por la interacción de genes, estado de salud individual y medio ambiente, la glándula pituitaria envía un mensaje a las gónadas o glándulas sexuales del o la joven. Al recibir el mensaje, los ovarios de la niña incrementan rápidamente su producción de estrógeno y los testículos del niño aumentan la producción de andrógenos y testosterona.

Durante este tiempo se presentan cambios de las características sexuales primarias y secundarias, con variación para cada persona. Las características sexuales primarias son aquellas directamente relacionadas con los órganos sexuales. Las características sexuales secundarias incluyen otros signos fisiológicos de madurez como el desarrollo del pecho en las mujeres y el ensanchamiento de los hombros en los muchachos.

Si bien la secuencia en que se producen los cambios propios de la pubertad es muy variable entre los adolescentes, su momento de aparición es mucho más consistente.

martes, 23 de noviembre de 2010

La adolescencia y el adolescente

La adolescencia, es un periodo de transición, una etapa del ciclo de crecimiento que marca el final de la niñez y prenuncia la adultez, para muchos jóvenes la adolescencia es un periodo de incertidumbre e inclusive de desesperación; para otros, es una etapa de amistades internas, de aflojamiento de ligaduras con los padres, y de sueños acerca del futuro.

Se describe esta edad con generalizaciones deslumbrantes, o al contrario, la califican como un una etapa de amenazas y peligros, para descubrir, al analizar objetivamente todos los datos que las generalizaciones, de cualquier tipo que sean, no responden a la realidad. Si hay algo que podamos afirmar con toda certeza, podemos decir que, esta edad es igual de variable, y tal vez además que cualquier otra edad.

No hay teorías fáciles con que podamos definir a todos los adolescentes, ni las explicaciones que se dan de su comportamiento nos bastaran para comprenderlos. Para la persona que quiera comprender la conducta del adolescente, no hay nada que pueda suplir el análisis atento de una investigación cuidadosamente realizada, gran parte de esta investigación se ha hecho a la luz de teorías muy prometedoras, pero la sola teoría, sin la comprobación objetiva, no sirve de nada.

Se dice que es una etapa de transición ya que es la línea divisoria entre la seguridad de la niñez y el mundo desconocido del adulto, en cierto sentido, la adolescencia ha venido a ser una etapa del desarrollo humano con naturaleza propia, distinta de las demás, sin embargo, si solo se define como la terminación de la niñez por un lado y el principio de la edad adulta por otro, el concepto adolescencia y para el adolescente mismo.

El término adolescente se usa generalmente para referirse a una persona que se encuentra entre los 13 y 19 años de edad, periodo típico entre la niñez y la adultez. Este periodo empieza con los cambios fisiológicos de la pubertad y termina cuando se llega al pleno status sociológico del adulto.

Sin embargo al igual que sucede con todas las etapas del desarrollo, estos puntos extremos no están muy bien definidos, por ejemplo, la fisiología de la pubertad es un conjunto muy complejo de fenómenos, que incluye un rápido crecimiento del cuerpo, la osificación de los huesos, cambios hormonales, y la aparición repentina de las características primarias y secundarias del sexo, al igual que las reacciones psicológicas a estos cambios. No todos estos cambios fisiológicos tienen una elevada correlación, ni las reacciones psicológicas de ellas son idénticas o igualmente intensas en todos los individuos.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Artrosis de Cadera


Síndrome compuesto por un grupo de afecciones con diversos mecanismos etiopatogénicos que terminan en un deterioro de la articulación, debilitando el cartílago, el cual no logra así soportar las cargas normales.

CLASIFICACION

Desde el punto de vista etiopatogénico, la artrosis de cadera se clasifica en primaria y secundaria.

Primaria: La causa de la artrosis primaria es el uso y el envejecimiento articular. Esto es variable según los individuos. Se atribuye al stress fisiológico o carga normal. La artrosis se presenta lentamente con el tiempo en personas mayores de 65 años; pero hay que hacer notar que un número importante de personas, de igual edad, no presentan artrosis o no tienen síntomas propios de ella. Cuando una cadera se usa en exceso, es probable que la artrosis aparezca más precozmente y con mayor gravedad.

Secundaria: La artrosis, en este caso, se debe a factores locales de la cadera misma o generales, sin enfermedad que afecte a otras articulaciones o al organismo en general.

1. Factores locales

    • Luxación congénita de cadera. Al estar luxada la cadera ayuda a la formación de artrosis.
    • Factores traumáticos. Comprometen la superficie articular acetabular o cefálica, llevan en forma muy acelerada a artrosis, de modo que las fracturas o luxofracturas del acetábulo y de la cabeza femoral no sólo son graves en si mismas, sino también por las secuelas que puedan dejar a futuro.
    • Factores vasculares. Típica es la Enfermedad de Perthes.
    • Otros factores

2. Factores generales:

    • Artritis reumatoide.
    • Metabólicos: encontramos en enfermedades que predisponen a una artrosis como la gota, diabetes, hemofilia. Etc..
    • Herencia: predisposición genética sobre la artrosis.
    • Enfermedad de Paget.

SINTOMATOLOGÍA

El dolor y rigidez: se ubica en la región inguinal, pero también se puede sentir en el muslo o irradiado a la rodilla. El dolor esta acompañado con rigidez , se debe tener en cuenta que al momento de realizar la marcha la articulación se encuentra rígida y con dolor. Esto mismo ocurre al finalizarla.

Movimiento articular: el paciente disminuye notablemente sus rangos articulares . se puede realizar pruebas funcionales como: sacarse los pantalones o incluso amarrase los cordones de los zapatos.

Claudicación: paciente presenta alteración de la marcha . producto de la rigidez y dolor y el poco rango articular que posee. Entonces podemos hablar que es la suma de los otros síntomas.

jueves, 18 de noviembre de 2010

La reproducción asistida

Alrededor del 15 % de las parejas españolas tienen problemas de fertilidad. Muchas de ellas recurren en busca de tratamientos de reproducción asistida consiguiéndolo en muchos casos. De todas formas también el número de parejas que abandonan es importante acarreando un costo no solo económico sino psicológico en la pareja especialmente en la mujer.
En los últimos años está aumentando la edad en la mujer para ser madre, actualmente ronda los 31-32 años en España. Un factor más a tener en cuenta sabiendo que la fertilidad femenina disminuye a partir de los 35 años (la edad óptima es antes de los 30 años). Una mujer de 40 años tienen un 20 % de probabilidades de quedarse embarazada, mientras que a los 45 años la probabilidad ya es menor del 5 %. Una mujer por tanto que con menos de 25 años no tendría problema para un embarazo, si tendría muchas dificultades a edades de 40-45 años.
Esto no quiere decir que el único problema está en la mujer, hablaríamos que casi en la mitad de casos de infertilidad en la pareja el problema está en el hombre.
Otro tema a tener en cuenta son los efectos secundarios que la terapia en la reproducción asistida puede producir en la mujer, aunque en este sentido los avances tecnológicos los han reducido de forma notoria.

La vitrificación

Es una técnica mediante la cual se conservan los óvulos de una mujer joven para que los pueda usar una vez que alcance edades de 35-40 años, es decir cuando los óvulos correspondientes a esas edades tienen menos posibilidades de prosperar. La vitrificación es más efectiva que la congelación. Hablamos de un 45 % de efectividad en los óvulos congelados contra un 95 % en la vitrificación.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Hemofilia

La hemofilia es la enfermedad hemorrágica hereditaria que se caracteriza por la incapacidad de formar coagulos en presencia de heridas incluso superficiales.

Causas.

La enfermedad está causada por la ausencia de determinados factores de la sangre debidas principalmente por la deficiencias congénitas de factores de coagulación, que participan en el fenómeno de la coagulación. La forma más común, hemofilia A, la padecen un 80% de los hemofílicos, y está originada por un déficit del factor VIII. En la segunda forma más común, la hemofilia B (enfermedad de Christmas), existe un déficit del factor IX. La gravedad de la hemofilia es muy variable.

El sangrado puede producirse en forma de hematomas (traumatismos cerrados) o de hemorragias (heridas). Las hemorragias también se producen dentro de las articulaciones y de los músculos, ocasionando graves daños, pues producen degeneración articular a largo plazo. Antes de los tratamientos actuales los pacientes rara vez sobrevivían hasta adultos.

Fisiopatología.

La deficiencia de factor VIII pasa de una generación a otra como un caracter recesivo ligado al sexo. En general, la mujer es portadora, pero el hombre es el que muestra los signos de la enfermedad.

Las deficiencias se indicas mediante un gen dominante H y un gen rescecivo h, que se manifiestan dentro de los genes XX de la madre, que un niño varón sufra deficiencia de factor VIII o no, depende enteramente del cromosoma X que reciba de la madre, si la portadora femenina contribuye con el XH normal a la descendencia masculina, el bebé nacerá normal; pero si la madre aporta el cromosoma que lleva el gen anormal, habrá expresión patológica y no existirá un gen normal capaz de suprimirla. Las posibilidades de transmisión de la enfermedad son:

I. Una familia normal sin deficiencia de factor, procreará nijos normales.

II. La unión de un varón normal con una mujer portadora, puede resultar en un varón hemofílico o una mujer portadora, y también en un hijo normal de cualquiera de los dos sexos.

III. La unión de un varón con deficiencia de Factor VIII con una mujer normal, todas las hijas deben ser portadoras ya que el único cromosoma X del varón es el que contribuye con el gen anormal.

IV. Un varón con deficiencia de factor VIII con una hembra portadora, la hija de esta unión recibiría Xh del varón con deficiencia del factor VIII, y el segundo Xh de la madre portadora.

V. La unión de un varón normal con una mujer que sufre deficiencias de factor VIII, todos los hijos varones recibirían el gen recesivo de la madre, mientras que todas las hijas recibirían el gen dominante del padre, pero además del factor recesivo de la madre. Por lo tanto, todos los varones tendrían deficiencia de factor VIII y todas las mujeres serán portadoras.

Como hay pacientes hemofílicos sin antecedentes familiares del trastorno, se piensa que el numero de mutaciones suele ser elevado.

Aunque la hemofilia es una característica mendeliana ligada al sexo, se comprueba que por lo menos uno y posiblemente dos loci autosómicos intervienen también en la producción de factor VIII.

El resultado de un defecto genético se conoce por la deficiencia de una globulina, que, con su ausencia perturba la primera fase de coagulación. Como las plaquetas y los capilares no son afectados el tiempo de sangrado es normal y el tiempo de coagulación esta aumentado.

Las deficiencias de comportamiento clínico podrían explicarse por variaciones de la función anticoagulante se describen por variaciones de la función coagulante de las plaquetas que varían dependiendo de cada paciente, permaneciendo un mismo nivel de actividad coagulante del factor VIII, esta concentración es notablemente constante durante toda la vida.

Las pruebas de hemoaglutinación-inhibición utilizando el anticuerpo de conejo para el factor VIII muy purificado de individuos normales han revelado la presencia de una proteína relacionada antigenicamente con el factor VIII en cantidades similares en el plasma o en el suero de individuos normales o hemofílicos.

El factor VIII es uno de los factores necesarios para el desarrollo de la actividad de tromboplastina sanguínea, y cuando totalmente ausente la única defensa hemostática eficaz que le queda al paciente esta proporcionada por la etapa vascular de la hemostasia y el sistema extrínseco; en caso de que existan defectos vasculares mayores, estas defensas no bastan para mantener la hemostasia y puede producirse una hemorragia en caso grave.

Aspectos clínicos.

La disponibilidad de los servicios de Banco de sangre ha disminuido la mortalidad por hemofilia.

Los hemofílicos con una enfermedad no muy avanzada pueden llegar a la edad adulta sin experimentar hemorragias importantes; los pacientes con una enfermedad avanzada pueden presentar hemorragias en las superficies del cuerpo, serosas, tubo digestivo, vías genitourinarias o espacios articulares.

La mayoría de las hemorragias son sucedidas de traumatismos.

Los signos clínicos de la hemofilia clásica son numero de plaquetas, prueba del torniquete, tiempo de hemorragia y retracción del coagulo son normales, ya que dependen de la integridad de capilares y plaquetas.

Tratamiento.

Los métodos modernos de banco de sangre ponen a disposición del médico grandes volúmenes de sangre completa y plasma; la perdida de sangre se resuelve mucho más rápidamente y asegura la hemostasia, los métodos para el tratamiento de la hemostasia son:

1. Plasma normal. El empleo de plasma humano como fuente de factor VIII; este debe de estar recién preparado, ya que pierde más de 50% de su actividad en cuatro días si se conserva en un banco de sangre a las temperaturas de 2 a 4°C.

2. Concentrados heterólogos. La obtención de un preparado muy activo, a partir de sangre animal, ha permitido administrar a los pacientes una cantidad de factor VIII equivalente a la contenida en 8 litros de sangre humana en una sola inyección de pequeño volumen.

3. Concentrados de factor VIII humano. Este concentrado no ha sido uniformemente aceptado para tratar hemofilia conlleva gran peligro de hepatitis serica, y la potencia, aunque mejor que la de un plasma fresco, todavía es suficientemente baja para que pueda producirse una sobrecarga circulatoria.

Un descubrimiento muy importante fue el reconocimiento de que el factor VIII podía separarse del plasma por crioprecipitación. Cuando un plasma previamente congelado se descongela a temperatura de refrigerados, la mayor parte del factor VIII persiste como gel y puede separarse del resto del plasma por centrifugación.

La concentración de factor VIII en un paciente con hemofilia puede normalizarse con un pequeño volumen de dicho material administrado con jeringa.

Precauciones para hemofílicos.

Hay que tener una buena higiene dental, las extracciones dentales tienen ahora menos peligro por el empleo de cintas dentales de resina acrílica, estas cintas protegen la encía y evitan la expulsión del coagulo una vez que se ha formado, evitando así el empleo de puntos.

La hemorragia en los tejidos de garganta, o base de la lengua o cuello suele poderse denominar con la inyección de plasma fresco concentrado. Hay que tener presente el peligro de obstrucción respiratoria, de manera que si procede pueda introducirse un tubo endotraqueal.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Dieta para un adulto: 2400 Kcal

Dieta para adulto de 2400 Kcal

Un adulto realiza cuatro comidas principales, y el contenido energético de cada una de ellas se distribuye de la siguiente manera:

Desayuno: 25%

Comida: 30%

Merienda: 15%

Cena: 30%

Por lo tanto basándonos en nuestra dieta cada una de las comidas deberá contener un contenido calórico de:

Desayuno: 600Kcal

Comida: 720Kcal

Merienda: 360Kcal

Cena: 720Kcal

Además de esto, la dieta total deberá tener:

50-60% de Hidratos de carbono

30-35% de Grasas

10-15% de Proteinas

Dieta elaborada:

Desayuno:

200gr de leche de vaca con cacao

40gr de pan blanco tostado

20gr de margarina

300gr de naranjas en zumo

Comida:

100gr de brécol cocido

100gr de patata cocida

100gr de zanahoria cocida

200gr de lenguado frito

120gr de melocotón en conserva

120gr de yoghourt

Merienda:

200gr de leche de vaca con cacao

150gr de manzana asada

Cena:

125gr de paella

100gr de queso de Burgos

50gr de pan integral

Producto

Cantidad (g)

Proteínas(g)

Lípidos(g)

H. de C.(g)

Kcalorías

Leche de vaca con cacao

200

6.6

8.6

24

200

Pan blanco tostado

40

3.76

0.36

27.4

125.6

Margarina

20

0.1

16.7

0.14

146.4

Naranjas (zumo)

300

2.4

0.6

31.5

135

Total desayuno=607

Brécol cocido

100

1.3

0.13

4.2

17

Patata cocida

100

1.7

0.3

15.4

65

Zanahoria cocida

100

0.8

0.4

6.1

27

Lenguado frito

200

40.2

30.6

-------

442

Melocotón en conserva

120

0.48

0.12

21.84

84.6

Yoghourt

120

4.56

4.2

5.16

74

Total comida=720.6

Leche de vaca con cacao

200

6.6

8.6

24

200

Manzana asada

150

1.2

0.75

40.5

160

Total merienda=360

Paella

125

8.6

0.5

93.12

408

Queso de Burgos

100

12.1

16.4

3.16

190

Pan integral

50

4.45

0.8

24.7

120.5

Total cena= 718.5

Total

94.85

89.06

321.22

2406.1

Total Proteinas: 94.85gr x 4Kcal/gr = 379.4 Kcal

Total Lípidos: 89.54gr x 9Kcal/gr = 801.54 Kcal

Total H. de C. : 321.22gr x 4Kcal/gr = 1284.80 Kcal

Total Kcal: 379.4 + 801.54 + 1284 = 2465.82 Kcal

Energía aportada por:

H de C = 1284.80 Kcal = 52.08% del total

Lípidos = 801.54 Kcal = 32.4% del total

Proteínas = 379.4 Kcal = 15.3% del total