jueves, 25 de noviembre de 2010

Adolescencia: apariencia física

Los niños tienen una mayor tendencia a molestar a los toros niños acerca de su apariencia física, cosa que con frecuencia tienen efectos duraderos.

La mayoría de los adolescentes jóvenes de ambos sexos se preocupan más de su apariencia física que de cualquier otro aspecto personal; y aproximadamente una tercera parte del total de los niños y un 50 por ciento de las niñas que participaron en un estudio longitudinal expresaron en uno u otro momento su preocupación por lo menos por un aspecto de su crecimiento.

¿Qué es lo que más preocupa a los adolescentes en relación con su apariencia? Todo; aunque hay cosas que los preocupan más que otras. Los niños quieren ser como el ideal masculino de nuestra sociedad, un hombre alto, de hombros anchos; las niñas quieren ser delgadas, pero con busto. Cualquier cosa que haga pensar q un niño que su apariencia es femenina o viceversa en el caso de las niñas hará que en ambos casos, uno y otra se sientan infelices. Ambos sexos quieren verse como toda la demás gente que conocen, y se sienten incómodos si maduran muy temprano o muy tarde en comparación con sus amigos. Por otra parte, los dos secos tienen ideas poco realistas sobre la apariencia: “Las niñas adolescentes sueñan con verse como modelos; los niños quieren tener la figura de un jugador de fútbol.

Debido a que nuestra sociedad hace más énfasis en la buena apariencia de las niñas, las mujeres tienden definirse a si mismas en términos de su aspecto personal. Como resultado, las niñas adolescentes se preocupan mucho mas que los niños. En especial, las molesta el ser muy altas o muy gordas. También se preocupan por ser muy planas o tener pechos demasiado grandes, tener el cabello muy lacio o crespo. Los niños detestan ser de corta estatura, en parte porque nuestra sociedad exige que el niño deba ser más alto que la niña con que baile y, en parte, debido al alto prestigio de los deportes de los adolescentes que requieren jóvenes altos; además, el fútbol requiere jugadores y gruesos. De manera que mientras que se deplora la gordura, se rinde culto a la corpulencia muscular.

Los conceptos que los adolescentes tengan de ellos mismos dependen, en gran medida de qué tan atractivos se consideran los jóvenes. Las personas que se consideran atractivas durante la adolescencia tienen una autoestima más alta y son más felices cuando tiene cuarenta años o más que entre cualquier otro de los grupos. Esto era especialmente cierto en la clasificación presentada por los profesores de educación física.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada