lunes, 16 de agosto de 2010

Afonía

Para poder hablar es necesario la intervención de la lengua y la vibración de las cuerdas vocales cuando el aire sale de los pulmones.
Cuando la vibración de las cuerdas vocales no es la adecuada (irritación, inflamación) aparece la afonía y es más costoso hablar.
Las cuerdas vocales irritadas pueden deberse a un uso excesivo de la voz, temperaturas frías, tabaco, infección, otras patologías más graves, tumores. (Es conveniente controlar la duración de la afonía.

Como evitarla

- Reposo de la voz: hablar menos y poco para relajar las cuerdas vocales.
- Miel con limón: un zumo de limón con miel por las mañanas acompañado de un vaso de agua templada.
- Tomillo o pulmonaria: una infusión de tomillo pulmonaria tomada dos o tres veces al día, hacindo gárgaras con ella.
- Dieta blanda: dieta rica en verduras, fruta.
- Alcohol: colocar una compresa impregnada en alcohol sobre el cuello al dormir.
- Zanahoria: añadir dos cucharadas de miel (miel de tomillo) o azucar moreno sobre una zanahoria rallada.
Macerar y filtrar al tiempo que le añadimos zumo de limón durante el día.

Prevención:
Evitar poner en contacto las cuerdas vocales con agentes que puedan producir irritaciones directas (hablar en exceso, tabaco, aire seco, helados, contaminantes ambientales).Para poder hablar es necesario la intervención de la lengua y la vibración de las cuerdas vocales cuando el aire sale de los pulmones.
Cuando la vibración de las cuerdas vocales no es la adecuada (irritación, inflamación) aparece la afonía y es más costoso hablar.
Las cuerdas vocales irritadas pueden deberse a un uso excesivo de la voz, temperaturas frías, tabaco, infección, otras patologías más graves, tumores. (Es conveniente controlar la duración de la afonía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada